El descuento bancario

El descuento de papel comercial o negociación de efectos, descuento de efecto es una operación de préstamo bancario a coroo plazo en el que la entidad bancaria toma como garantía para la concesión del préstamo los derechos de cobro que su cliente tiene recogidos a su favor y que se hayan documentado en efectos comerciales (letras de cambio y pagarés).

El emisor de la letra, en lugar de esperar al vencimiento, solicita a su entidad financiera que le adelante el importe del efecto comercial mediante un préstamo, dejando como garantía el propio efecto comercial. 

Se generan una serie de gastos: 

  • Un descuento por la financiación concedida, que dependerá del plazo de vencimiento. 
  • Comisiones: suelen consistir en un recargo de carácter fijo, con un importe mínimo. 
  • Gastos de devolución: en el caso de que llegada la fecha de vencimiento el efecto resultase impagado, la entidad financiera reclamará al liibrador la cuantía del mismo (nominal del présstamo) más la aplicación de una comisión por los gastos que esto ocasiona.

El banco que realiza un descuento suele fijar un límite máximo de descuento en función de la solvencia del librador o emisor del efecto. La entidad financiera comienza a descontar efectos a partir de una mínima cantidad de efectos. En ningún momento la entidad financiera asume derechos de cobro de su titularidad. (no existe endoso de la letra a favor de la entidad financiera). Por ello, se trata de un endoso no pleno o con recurso. Es decir, la entidad financiera devuelve los efectos cargando gastos de devolución si resultan los efectos impagados. No hay movilización plena de cuentas a cobrar o sea no hay transferencia completa del riesgo de insolvencia.